La ministra ha explicado que, según el estudio de necesidades de profesionales con el que cuenta el Ministerio, “no hay en nuestro país un déficit de profesionales, aunque sí hay una distribución desigual en algunas especialidades y en zonas poco pobladas, como las de zonas rurales o las ciudades autónomas”.

El pleno al completo ha estado de acuerdo en la creación de un grupo de trabajo para estudiar soluciones a corto plazo ante el déficit médico en algunas especialidades y en zonas rurales. El Ministerio ha indicado que el grupo de trabajo se formará con la máxima celeridad posible para que pueda llevar una propuesta de soluciones en el próximo Consejo Interterritorial de Salud, que se celebrará a principios del próximo año.

La ministra ha propuesto que una de estas soluciones sea incentivar a los MIR para que una vez acabada su residencia vayan a ejercer su especialidad en las plazas de aquellos lugares que más cuesta cubrir. Estos incentivos se han de incorporar con la modificación del Real Decreto que regula la relación laboral de los residentes, lo que contempla desde incentivos económicos a incentivos de duración de contrato.