Dolors Montserrat Montserrat (Vilafranca del Penedés, Barcelona, 1973) estará al frente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ocupado en funciones en los últimos meses por Fátima Báñez, que a su vez suplió a Javier Alonso cuando éste dio el salto a la política vasca, como candidato a lehendakari.

Mientras, Fernández Díaz deja el Ministerio del Interior. Hombre de confianza de Mariano Rajoy, deja el testigo catalán a Dolors Montserrat, en un claro gesto generacional en el seno del PP Catalán, dirigido por Xavier García Albiol y con la presidenta aún del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, en la Mesa del Congreso.

En todo caso será Soraya Sáenz de Santamaría, quien continúa como vicepresidenta, la que asuma las competencias relativas a administraciones territoriales en el Ministerio de Presidencia. Santamaría se sitúa como la abanderada del Gobierno para hacer frente al desafío secesionista, y la persona clave para la crisis en Cataluña.

El refuerzo de Santamaría en el nuevo gobierno es una prueba de confianza de Rajoy como respuesta del presidente a la lealtad que ella asegura que le ha mantenido en todo momento, desde aquel día en que entró en el Palacio de la Moncloa como aspirante a un puesto de trabajo y salió como una de sus asesoras.