Precisamente por esto, la ministra ha pedido al consejro “que se sume al futuro Pacto de Estado por la Sanidad, un pacto donde no puede quedar fuera ninguna formación política ni CC. AA. un pacto que persigue la equidad, la cohesión, la calidad y seguridad del paciente, y la sostenibilidad”.

La ministra ha aprovechado para pedir que Cataluña se una también al grupo que surgió tras la Conferencia de Presidentes, porque “dejar vacía la silla quiere decir dejar desatendida la sanidad de 7 millones de Catalanes”, ha añadido. Luego reiteró la importancia de su participación en este grupo, porque es “ahí donde se hablará y negociará la financiación de la sanidad, una de las prioridades surgidas de esta Conferencia”. 

Además, la ministra ha recordado el interés que tiene el Gobierno de España en que la Agencia Europea del Medicamento tenga su sede en España y ha recalcado que “Barcelona es una de las ciudades que reúne las condiciones y criterios necesarios para hacerlo. Si la sede está en Barcelona, está en Cataluña, y por tanto, en España”.

Por último, la ministra no ha querido dejar pasar la oportunidad para invitar a Comín a “que trabaje en el portal de la transparencia para que se pueda dar mejor respuesta a las listas de espera, siempre en colaboración de las comunidades autónomas que son finalmente las competentes en esta materia”.