El brote de ébola del Congo ha puesto en alerta máxima a Uganda. Según señala la agencia EFE, Uganda recibe refugiados por la frontera suroccidental, han confirmado las autoridades del país. El portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Tam Daniel Rogers, ha destacado que más de 50.000 congoleños cruzaron a Uganda los 3 primeros meses del año.

Rogers ha explicado que “los refugiados huyen de la violencia comunitaria en la provincia de Ituri, en el Congo y ACNUR continúa recibiéndolos a diario”. Las autoridades ugandesas temen que el brote de ébola del Congo pueda pasar de un país a otro a través de las migraciones. El funcionario de Sanidad de Kisoro Stephen Nsabiyunva ha explicado que el distrito ha solicitado trajes protectores al Ministerio de Sanidad de Uganda porque, a menudo, el personal sanitario se infecta de ébola cuando trata a paciente sospechosos o confirmados.

Ante el temor de que el brote del ébola del Congo se extienda a otros territorios, el funcionario de Sanidad ha indicado que se ha puesto en contacto con el equipo de emergencia del Ministerio de Sanidad para que le suministren trajes protectores, ya que el ébola es una enfermedad muy contagiosa y “no queremos riesgos con nuestros empleados de salud”.

Un equipo de especialistas se ha desplegado en el Campo de Tránsito de Refugiados de Nyakabande, en Kisoro, con el objetivo de revisar a cualquier persona que entre en Uganda. En palabras del subdirector de Servicios de Salud General, Henry Mwebesa, “el país está preparado para afrontar un potencial brote de ébola”.

Mwebesa ha lanzado un mensaje para tranquilizar a la población porque el brote se localiza en el noroeste de la República Democrática del Congo, a varios miles de kilómetros de Uganda, y no es fácil que el virus se propague hasta alcanzar territorio ugandés. El brote de ébola del Congo está a unos 2.000 kilómetros de las fronteras de Uganda, ha detallado.

No obstante, el Ministerio de Sanidad presta atención adicional a la gente que entra a través del Aeropuerto Internacional de Entebbe. Tal y como ha explicado Mwebesa se solicitarán algunos trajes de emergencia para todos los distritos en alerta máxima y para los equipos de respuesta urgente por si hubiera algún caso sospechoso.

En el distrito de Bundibugyo se ha activado una campaña de sensibilización de la población sobre los peligros del ébola. Su presidente, Ronald Mutegeki, ha anunciado que se limitará el comercio transfronterizo para mitigar los riesgos de la expansión del virus. Este distrito, situado al oeste de Uganda, sufrió un brote de la enfermedad en 2007 que afectó a 176 personas y mató a 36, incluidos 5 trabajadores sanitarios.