El cólera ha provocado el fallecimiento de más de una treintena de personas en Zimbabue, donde ya se han reportado más de 5.400 casos de esta enfermedad infecciosa, según ha informado esta semana a los medios de comunicación el ministro de Salud y Atención Infantil, Obadiah Moyo. El país africano ha declarado el estado de emergencia.

Tal y como recoge la agencia china Xinhua, el brote de cólera que afecta a Zimbabue surgió hace 2 semanas en los suburbios de Glen View y Budiriro, en Harare, donde hay gran densidad de población. La rotura de unas tuberías de desagüe dio lugar a que pozos utilizados por algunos vecinos para el consumo se contaminaran. En este tiempo se han reportado 5.463 casos.

El Gobierno, la policía y el Ayuntamiento de la ciudad están trabajando para tratar controlar la infección, que se ha propagado a otros lugares del país. Dada la magnitud de la emergencia sanitaria, el Ministerio del Gobierno local recomendó al presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, declarar el brote de cólera como un estado de desastre, según ha explicado el ministro July Moyo.

De esta forma, se ha declarado el estado de emergencia y la policía ha prohibido durante el fin de semana el comercio ambulante ilegal en Harare, como una de las medidas puestas en marcha para tratar de frenar el brote. En 2008, el país africano sufrió el mayor brote de cólera de los últimos años, con unas 4.000 muertes como consecuencia de esta enfermedad infecciosa.