La zona del Congo afectada por ébola ha recibido la visita del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, para evaluar la respuesta al brote recientemente declarado, en el marco del cual ha fallecido una veintena de personas con signos de la actividad, según datos recogidos por la agencia EFE.

Tal y como ha informado la OMS, el director general se reunió a primera hora con el presidente y el ministro de Salud de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila y Oly Ilunga Kalenga respectivamente, para examinar los pasos dados hasta el momento y acordar el camino a seguir para enfrentarse a este brote de ébola.

Por el momento, la OMS está enviando expertos, equipos y material, además de colaborar con el ministerio del Congo para obtener y analizar muestras, rastrear los contactos y mejorar la recopilación y gestión de datos. Asimismo, se está analizando de forma retrospectiva la cadena de transmisión para saber más sobre el brote.

“Estoy impresionado por el fuerte liderazgo mostrado por el Gobierno de la República Democrática del Congo en la respuesta a este brote desde el primer día”, aseguró Tedros tras su visita a la zona sanitaria de Bikoro, situada a cerca de 150 kilómetros de Mbandaka, capital de la provincia de Équateur, en una zona del Congo de muy difícil acceso.

“En Bikoro vi en persona los esfuerzos que las autoridades sanitarias nacionales y todos nuestros asociados están haciendo para establecer rápidamente los elementos clave de la contención del ébola”, añadió el representante de la OMS, que estuvo acompañado de la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, y el director general adjunto de la OMS para Preparación y Respuesta ante Emergencias, Peter Salama, entre otros.

Moeti felicitó al Gobierno del Congo “por la rapidez con que declaró el brote”, aunque mostró su preocupación por la proximidad de los casos a los centros urbanos. Hasta el pasado domingo se han notificado 39 casos de ébola: 2 confirmados, 20 probables (18 de ellos mortales) y 17 sospechosos.

Para fortalecer la coordinación de la respuesta al ébola a nivel nacional y en la zona afectada, la OMS está colaborando con el Gobierno del Congo y con asociados clave, entre ellos Médicos sin fronteras, el Programa Mundial de Alimentos, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, la Organización Internacional para las Migraciones, los CDC de África y los CDC de los Estados Unidos.