Este personal no facultativo estará capacitado con la formación e instrucción específicas para actuar en estas situaciones, proporcionando atención a heridos graves in situ hasta que puedan ser asistidos por los equipos sanitarios con capacidad de realizar soporte vital avanzado.

El nivel de capacitación acreditado por el correspondiente certificado habilitará al militar para actuar únicamente en escenarios operativos, en ausencia de personal facultativo o en apoyo del mismo y de acuerdo con lo ratificado por España en las organizaciones internacionales de seguridad y defensa.

La atención sanitaria en escenarios operativos se centra en atender las lesiones que producen un mayor número de muertes en combate, como las hemorragias masivas, el neumotórax a tensión o la obstrucción de la vía aérea y las actuaciones que resulten indicadas en situaciones de aislamiento, en especial en ambiente hostil o de bajas masivas.

El personal militar no facultativo tendrá dependencia funcional de los oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad de las especialidades fundamentales de medicina y enfermería, en el ejercicio de sus cometidos y apoyo a la atención sanitaria.