Tras esta reforma, el juramento hipocrático establece que el médico “respetará la autonomía y la dignidad del paciente”. Según ha explicado el presidente de la Cámara Federal de Médicos de Alemania, Frank Ulrich Montgomer, a la DPA, “la nueva formulación subraya más que antes la autonomía del paciente”.

A su juicio, el refuerzo de la autonomía del paciente en el nuevo juramento hipocrático supone el “cambio más importante y amplio” de la Declaración de Ginebra. Tal y como subraya, “por primera vez se añade la autonomía del paciente”.

La reforma del juramento hipocrático establece que los profesionales jurarán asimismo cumplir con las reglas de la buena práctica médica y ocuparse de su propia salud además de la de los pacientes para prestar atención al más alto nivel. La WMA recuerda que existen muchas pruebas de que los médicos sobrecargados o enfermos están en riesgo de no ejercer una buena medicina.

Otra de las novedades del juramento hipocrático es su apuesta por una mayor transparencia y comunicación. “Compartiré mis conocimientos médicos en beneficio del enfermo y el progreso de la salud”, señala el texto, que incluye ahora 13 puntos en vez de 11. La WMA aclara que esto constituye un llamamiento a los médicos para que informen adecuadamente a los pacientes sobre los diagnósticos y los tratamientos o sobre los efectos negativos de los estudios médicos. Según informes de Transparencia Internacional, esto último se oculta de forma regular en el sector de la salud.