El noveno brote de ébola del Congo ha finalizado, según ha confirmado el Ministerio de Salud del país africano. Este noveno brote de ébola del Congo ha provocado 17 muertes desde el pasado mes de mayo, informa la agencia EFE. Tras cumplir el periodo de observación que marca la reglamentación internacional (42 días) el ministro congoleño Oly Ilunga ha dado por finalizado el brote, que ha afectado, principalmente, a 2 zonas rurales: Bikoro e Iboko.

El área urbana de Mbandaka, que cuenta con cerca de un millón de habitantes, también se ha visto afectada por este noveno brote de ébola del Congo, detalla la agencia EFE. Desde el pasado mes de mayo, cuando el Ministerio de Salud declaró la nueva epidemia en la provincia de Ecuador, se han registrado 38 casos confirmados.

El número total de casos contabilizados por el ministerio asciende a 54 (38 confirmados y otros 16 probables), indica EFE. De ellos, 33 han muerto, aunque solo 17 de estos han dado positivo por ébola hasta el momento; y 21 han sobrevivido. El ministerio ha destacado la “rapidez y la eficacia” con la que se ha actuado pese a que esta crisis no tenía precedentes debido a su amplitud.

Tal y como han explicado fuentes gubernamentales, “la amplitud de la crisis” residía en que se expandió a un núcleo urbano con mucha población, lo que disparó las alarmas e hizo que el país entrase en una “nueva fase de la epidemia de ébola”. Por otro lado, el Congo temía que las conexiones fluviales de Mbandaka con otras partes del país y la capital pudiesen ampliar los contagios.

Con el fin de evitar la propagación y controlar la epidemia, la República Democrática del Congo y sus socios internacionales, entre los que se encuentran la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Médicos Sin Fronteras (MSF), decidieron por primera vez en la historia comenzar a aplicar desde el inicio de la crisis la vacuna experimental rVSV-ZEBOV.

El director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha subrayado que el brote ha sido contenido gracias a los incansables esfuerzos de los equipos locales, al apoyo de los socios, a la generosidad de los donantes y al efectivo liderazgo del Ministerio de Salud.