En un comunicado, el parlamentario del PNV, Jon Aiartza, ha dejado claro que su grupo no se va a “cansar de reclamar justicia a Madrid”. Ha vuelto a pedir el citado fondo de compensación para “saldar la deuda con todas aquellas personas que durante su vida laboral han estado expuestas a una sustancia extremadamente tóxica como es el amianto”.

Se trata, según ha señalado el político, de compensarlas económicamente y evitar así que tengan que acudir a un “tortuoso” proceso judicial que puede durar hasta una década. “Llevamos muchos años de retraso, demasiados, y por eso presentaremos en las Cortes Generales un texto ya articulado que, con voluntad política, solo deberá ser votado y ratificado", ha insistido.

Ariartza ha precisado que, a diferencia de la iniciativa aprobada en la décima legislatura y con el fin de evitar un “nuevo veto” de la Mesa del Congreso, se señala que ese fondo irá con cargo a los presupuestos que se aprueben al año siguiente de la ratificación de la ley. “Les llevaremos el trabajo ya hecho, con una redacción completa que toma como referencia las políticas compensatorias desarrolladas en Francia en esta materia. Iremos a Madrid cuantas veces sea necesario para que el Congreso y el Senado asuman la necesidad de resarcir a este colectivo de víctimas”, ha concluido.