Los sueldos de los sanitarios deben igualarse según se ha exigido en el Pleno del Senado donde se ha demandado la creación de un grupo de trabajo que, junto con las comunidades autónomas, estudie las bases para homogeneizar las retribuciones de los profesionales del SNS (Sistema Nacional de Salud).

El texto que solicita igualar los sueldos de los sanitarios ha sido presentado por el Partido Popular (PP) y ha sido aprobado en sus términos originales, ya que no ha sido admitida ninguna de las 6 enmiendas del grupo socialista, Compromís, Coalición Canaria y Unidos-Podemos-En Comú Podem-En Marea, informa la agencia EFE.

La retribución complementaria depende de las CC. AA.

Jesús Aguirre, senador del PP ha explicado que la retribución básica de los sanitarios se controla a través de los Presupuestos Generales del Estado y es la misma en todo el territorio nacional. Aguirre ha señalado que existe una retribución complementaria que corresponde a las comunidades autónomas. En su opinión “las autonomías hacen de su capa un sayo” en este aspecto.

Los senadores de la oposición han criticado que esta opinión de Jesús Aguirre es “inaceptable” y muestra un “desprecio” hacia las competencias de las comunidades autónomas. Durante el Pleno del Senado en el que se ha demandado igualar los sueldos de los sanitarios, Jesús Aguirre ha explicado que la gran variabilidad en las retribuciones, que van desde los 2.200 euros mensuales en médicos de Atención Primaria hasta los 2.100 euros en los hospitales, lo cual, asegura Aguirre, provoca un agravio comparativo.

El senador socialista, José Martínez Olmos ha destacado que “el PP ha hecho un flaco favor a los profesionales sanitarios con su propuesta” porque a su juicio es un tema importante que hay que tratar de manera realista y requiere consenso. Según ha estimado Martínez Olmos, llevar a la práctica la propuesta del PP para igualar los sueldos de los sanitarios costaría entre 3.000 y 8.000 millones al año.

En opinión de Podemos, lo que se debe hacer es abordar la financiación autonómica, ya que, de lo contrario, no se puede llevar a cabo la moción “salvo que quieran igualar a la baja”. Por parte de ERC, Anna Azamar ha valorado la propuesta del PP como un “subterfugio para recentralizar competencias”.

El PNV por su parte ha calificado esta moción como “trampa” y desde Compromís aseguran que es difícil homogeneizar los sueldos de los sanitarios mientras no haya un sistema de financiación autonómico justo. Por último, María del Mar Julios, de Coalición Canaria ha rechazado esta moción porque según ha señalado “no quiere seguir generando una mayor frustración” a los profesionales sanitarios que van a ver cómo prospera una moción que no se va a poder llevar a la práctica.