Mitch McConnell, senador republicano, reconoció que retiraban la reforma republicana del Obamacare porque no podría imponerse. La intención de los republicanos era acabar con el Obamacare y sustituir el sistema diseñado por la administración de Barack Obama por otro propuesto por el partido republicano.

En este contexto, los republicanos propusieron una votación para posponer la anulación del Obamacare 2 años, mientras se negocia y diseña una nueva alternativa, afirma la DPA. La resistencia a la reforma republicana del Obamacare en el propio partido se ha reflejado en el rechazo a la medida declarado por 2 de los senadores republicanos: Jerry Moran y Mike Lee.

Estos 2 senadores se sumaron a otros 2 conservadores que también rechazaban la reforma republicana del Obamacare, lo que hizo imposible que hubiera una mayoría suficiente para poder aprobar la nueva ley. Tras este revés en el Senado, queda pendiente uno de los principales proyectos del presidente Donald Trump.

El pasado mes de mayo la reforma republicana del Obamacare recibió el apoyo de la Cámara de Representantes. En el Senado ya hubo que posponer una votación en junio porque no contaban con una mayoría.