Un brote de virus Nipah ha acabado con la vida de al menos 9 personas en Kerala, un estado situado en el sur de la India, después de que fueran hospitalizados con fiebre. Hay más afectados en tratamiento y se han abierto salas de aislamiento para tratar de controlar el brote, tal y como han informado funcionarios del Estado.

Según ha explicado la agencia china Xinhua, el virus Nipah es un virus de ácido ribonucleico de la familia Paramyxoviridae, género Henipavirus. La enfermedad que causa apareció por primera vez en Malasia en 1998 en animales domésticos para pasar más tarde a los humanos. Puede ser asintomática o manifestarse con un síndrome respiratorio agudo o una encefalitis mortal, apunta la OMS.

De acuerdo con un alto funcionario indio, unas 9 personas han muerto como consecuencia de la infección por virus Nipah en los distritos de Kozhikode y Malappuram tras ser hospitalizados por fiebre. Otros afectados siguen tratamiento en distintos hospitales estatales de los distritos citados. El Gobierno está trabajando para intentar frenar el brote.

Por el momento, el ministro de Salud de la India, J. P. Nadda, ha creado un equipo central, liderado por el jefe del Centro Nacional para el Control de Enfermedades (NCDC), para que visite Kerala y ayude al Gobierno estatal ante esta ola de muertes. Asimismo, se han abierto salas de aislamiento en el Colegio Médico y Hospital de Kozhikode.

De acuerdo con la OMS, el huésped natural del virus Nipah es el murciélago frutero de la familia Pteropodidae, género Pteropus. En el brote detectado en Malasia, el cerdo fue el huésped intermediario, mientras que en brotes posteriores de virus Nipah no se identificaron huéspedes intermediarios. También se ha documentado la transmisión entre personas, incluso en un entorno hospitalario en la India.