A pesar de practicar algún tipo de actividad física (el 76% lo hace), la mayoría de los trabajadores autónomos (63% de hombres y 69% de mujeres) sufre estrés y hasta un 70% de los empleados masculinos padece también sobrepeso u obesidad. Este es, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el perfil de salud de los trabajadores por cuenta propia. El documento, “¿Cuál es el Índice de vida saludable de los autónomos en España?, ha sido elaborado por la empresa DKV de seguros médicos.

Según los datos de la encuesta, las trabajadoras autónomas españolas son más deportistas que sus homólogos masculinos. Ellas suelen optar por actividades físicas moderadas, pero más frecuentes (63% frente al 49%), mientras los trabajadores autónomos prefieren ejercicios de ritmo más intenso (25% frente a 18%). Las cifras muestran que ambos sexos (82% de encuestados) goza de una buena calidad de sueño, aunque las cifras son algo menores en las mujeres de entre 35 y 54 años.

El estudio confirma también que el 63% de los autónomos españoles y el 69% de las autónomas están estresados. Los niveles llegan a su máximo entre las mujeres (90%) de 35 a 44 años. Al investigar la dieta, los encuestadores observaron que el 43% de las trabajadoras autónomas tenía sobrepeso u obesidad, el 46% de los hombres tenía sobrepeso y el 24% era obeso. Los datos aseguran que las trabajadoras consumen más fruta y bastante más verdura que los autónomos.

Teniendo en cuenta todos estos datos, la investigación concluye que el índice de vida saludable de las mujeres que se dedican a trabajos autónomos es 50 puntos superior al de los hombres y alcanza los 708 puntos sobre 1.000. “Aproximadamente el 14% de la fuerza de trabajo europea esta? compuesta por autónomos; sin embargo, los trabajadores por cuenta propia son de los más descuidados en la investigación internacional sobre seguridad y salud en el trabajo”, denuncian ATA y DKV. “Los autónomos españoles reportan una mayor satisfacción laboral, pero también más agotamiento y estrés que los asalariados”, concluyen.