La cirugía de descompresión puede evitar amputaciones en pie diabético, reduciendo la tasa a menos del 1%. Así se puso de manifiesto en la mesa de actualización Neuropatía diabética en extremidad inferior celebrada en Bilbao. La Gaceta Médica de Bilbao, órgano de expresión de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, organizó la jornada. Participaron expertos de distintas especialidades.

En un comunicado, explican que la cirugía de descompresión de los nervios de las piernas reduce un 88% el dolor. Además, mejora un 79% la sensibilidad de las personas con neuropatía diabética. En ese sentido, Francisco Javier García Bernal, presidente de la sección de Cirugía Plástica de la academia, recuerda que varios estudios constatan los buenos resultados de la cirugía de descompresión.

“Se ha constatado que la realización de este tipo de cirugía, en pacientes diabéticos con neuropatía en las extremidades inferiores y sin historial previo de ulceración ha reducido la aparición de úlceras y la realización de amputaciones derivadas por el pie diabético a menos de un 1%”, apunta García Bernal.

De acuerdo con el especialista, la cirugía de descompresión “proporciona un gran beneficio a este tipo de pacientes”. Además, se trata de una intervención ambulatoria. Esto permite a la persona volver a cada “por su propio pie”. Básicamente, la operación consiste en liberar los nervios peroneos común y profundo, así como el tibial posterior, en los canales aductor y tarsiano. De esta forma, se mejoran los síntomas de la neuropatía diabética:

  1. Sensación de hormigueo.
  2. Adormecimiento de los miembros inferiores.
  3. Falta de sensibilidad.
  4. Incomodidad.
  5. Dolor.

Beneficios de la cirugía de descompresión

Esa mejora de los síntomas se traduce en una mejora de la calidad de vida. El paciente se libra del dolor y, por ejemplo, puede volver a dormir tranquilo. Asimismo, la intervención implica una mejora “relevante” en el pronóstico del paciente. Se reduce de manera “drástica” el riesgo de sufrir una úlcera en el pie. Como consecuencia, disminuye también la probabilidad de amputación, uno de los riesgos más graves asociados. De hecho, el 70% de las amputaciones que se llevan a cabo en España corresponden al cuadro de pie diabético.

La cirugía de descompresión fue solo uno de los asuntos tratados en la mesa de actualización. En ella también intervino la endocrinóloga Amelia Oleaga, que trató sobre la patogenia de la neuropatía diabética. Silvia Taramundi Argueso, especialista en neurofisiología, abordó el diagnóstico neurofisiológico. Por su parte, el neurólogo Juan Carlos Gómez Esteban habló del uso de la termografía a nivel diagnóstico. El angiólogo Ángel Barba analizó el tratamiento quirúrgico de la isquemia crónica de extremidades inferiores en personas con diabetes. Por otro lado, el traumatólogo José Tomás se refirió a aspectos biomecánicos. Por último, Arantzazu Bringas, especialista en Medicina Física y Rehabilitación, se centró en la rehabilitación de la persona con pie diabético.