Para llevar a cabo este trabajo, el investigador Antonio García Moreno ha revisado la literatura científica de los últimos 10 años, seleccionado aquellos artículos recogidos en Medline, Scopus y Sport Discus que incluyeran sujetos bien entrenados y que especificaran la dosis, el momento y la forma de administración de la cafeína.

En esos estudios se ha usado una metodología variada, de manera que difícilmente se puede generalizar. Aun así, la revisión permite afirmar que la cafeína es efectiva como ayuda ergogénica en pruebas de resistencia y su uso parece mejorar el rendimiento en sujetos entrenados. En cualquier caso, es necesario controlar los factores que rodean la administración de la sustancia para conseguir el efecto deseado.

Respecto a los resultados en los distintos deportes, el investigador ha analizado 2 estudios que corroboran que los atletas mejoran el rendimiento con un suplemento de cafeína (3-5mg/kg) tomado 1 hora antes del ejercicio. En el caso de lanzadores de peso, un artículo recoge que la sustancia aumentó significativamente la distancia de los lanzamientos en dosis bajas. En natación se han dado resultados similares, así como en los estudios relacionados con remo o ciclismo.

También se constató la eficacia para mejorar el rendimiento de tenistas de la cafeína suministrada en dosis bajas a través de cápsulas, mientras que en bádmiton se constató un resultado semejante con un suplemento administrado a través de bebida energética o con carbohidratos. Por su parte, un experimento realizado con judocas se pone como ejemplo para próximas investigaciones.

El artículo, que solo recoge la primera parte del estudio, muestra igualmente los resultados de las investigaciones recientes relacionadas con deportes colectivos como fútbol, voleibol o rugby. Los resultados en estos casos son más heterogéneos, dado que hay que tener en cuenta más variables, por ejemplo, los parámetros técnicos.