Fármacos para reducir peso

Un estudio ha descubierto el mecanismo que tienen algunos fármacos para reducir peso, aunque sean utilizados para tratar otras enfermedades. La investigación ha corrido a cargo del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), con científicos pertenecientes a la Universidad de Santiago de Compostela. La revista Nature Metabolism publicará el trabajo.

La cabergolina y  la bromocriptina son los 2 fármacos estudiados que disminuyen el peso de los pacientes, a pesar de estar destinados al tratamiento de otras enfermedades, . Los líderes del estudio, Rubén Nogueiras y Luisa Seone,  han obtenido los resultados tras investigar con ratones y posteriormente con pacientes tratados con cabergolina.

Función de los fármacos para reducir peso

La bromocriptina está destinada a tratar la diabetes tipo 2 y la cabergolina que trata los prolactinomas. Ambas sustancias activan la vía se señalización de la dopamina. Este conocido neurotransmisor es el causante de la pérdida de peso que provocan estos fármacos. El estudio demuestra con experimentos y ensayos genéticos que la activación de la dopamina en unas neuronas concretas activa la grasa parda.

Al contrario de la grasa blanca, la grasa parda es la encargada de gastar calorías para generar calor. Por lo tanto, al aumentar el gasto energético se ayuda a disminuir el peso corporal. Además, todo esto ocurre manteniendo la misma ingesta de alimentos, pero siempre y cuando se suministren estos fármacos. Finalmente observaron que los pacientes tratados durante un año con este fármaco aumentaban el gasto energético y tenían pérdida de peso. Los resultados del estudio han sido corroborados en ratones y en pacientes tratados con cabergolina.