Según los autores, los atletas masculinos suelen presentar las mismas causas de infertilidad que el resto de la población. El trabajo analiza el impacto positivo y negativo del ejercicio físico sobre el potencial reproductivo de los hombres, dada la existencia de discrepancias al respecto en la literatura científica.

Tras revisar la evidencia, los investigadores concluyen que el ejercicio se debe considerar causa potencial de infertilidad masculina urológica y andrológica, por lo que el entrenamiento debe evaluarse en el caso de los hombres.

Por otro lado, plantean la necesidad de más investigaciones que reflejen el efecto positivo del ejercicio moderado y bajo en el potencial reproductivo para elaborar recomendaciones de estilo de vida que favorezcan el embarazo. El trabajo incluye un cuestionario desarrollado con el objetivo de ayudar a estandarizar estudios futuros que versen sobre fertilidad masculina y ejercicio.