Perímetro del cuello

El perímetro del cuello en ancianos puede servir para detectar diferentes problemas relacionados con su estado nutricional. Investigadores del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza han analizado la relación entre el perímetro del cuello y la probabilidad de desnutrición. Según el estudio, en valores por debajo de los 37,8 centímetros en varones y 35,2 centímetros en mujeres hay riesgo de desnutrición.

“En nuestro trabajo, el punto de corte para detectar el riesgo de desnutrición fue de 37,8 cm en varones y 35, 2 en mujeres. Este es un límite a tener en cuenta por el personal de las residencias”, apunta Beatriz Lardiés, investigadora de Hospital Miguel Servet.

Los profesionales que trabajan en las residencias geriátricas suelen detectar posibles casos de malnutrición midiendo algunas circunferencias corporales. Por ello, un equipo de investigadores ha querido demostrarlo tomando como referencia el cuello. Para llevar a cabo el estudio, los autores cruzaron datos antropométricos de 352 personas ancianas con sus resultados en un cuestionario llamado Mini Nutritional Assessment.

Utilidades del perímetro del cuello

La investigadora apunta a que, como el estudio se realizó en residencias de ancianos, sus resultados pueden ser extrapolables a diferentes poblaciones. Aún así, no pueden asegurar que los puntos de corte detectados sean válidos para otro sector de la población. En cualquier caso, los autores concluyen que la antropometría es un método fácil y no invasivo para evaluar el estado nutricional de las personas mayores.

“El diagnóstico de la desnutrición no puede hacerse con un único parámetro antropométrico, al igual que ocurre con el perímetro de la pantorilla”, asegura Lardiés.

Una vez detectado el riesgo de desnutrición es necesario realizar una valoración nutricional completa y considerar otros parámetros clínicos y analíticos. En caso de que se considere que existe la desnutrición se podrían poner antes las medidas necesarias para revertir la situación.