Los electrolitos y el equilibrio ácido-base han centrado un curso de actualización en el Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, donde se han reunido 75 médicos de diferentes puntos de España. La formación ha sido impartida por especialistas en Nefrología, Aparato Digestivo y Endocrinología.

Según ha informado la Consejería de Sanidad de Madrid, la cuarta edición del Curso de actualización en electrolitos y equilibrio ácido-base se organizó en colaboración con la Sociedad Española de Nefrología (SEN). Incluyó una parte teórica y otra práctica, basada en el estudio de casos clínicos reales.

La directora gerente del hospital madrileño, Carmen Pantoja Zarza, y la presidenta de la SEN, M.ª Dolores del Pino, se encargaron de inaugurar el curso de electrolitos junto a sus directores, Roberto Alcázar Arroyo y Alberto Tejedor Jorge, de los servicios de Nefrología del Infanta Leonor y del Gregorio Marañón respectivamente.

Los electrolitos están presentes en la sangre como ácidos, bases y sales (sodio, potasio, calcio, magnesio, cloro y bicarbonato). Su equilibrio es importante porque afectan a procesos relevantes como la contracción de los músculos, la acidez de la sangre (pH) y el grado de hidratación corporal o celular.

Los trastornos electrolíticos o del medio interno son muy prevalentes, tanto en el medio hospitalario como extrahospitalario, y provocan una importante morbilidad; suelen ser consecuencia de otra enfermedad o de su tratamiento. Pueden detectarse a través de un análisis de sangre.

Este tipo de alteraciones fisiopatológicas del medio interno suelen darse en personas mayores, enfermos crónicos hepáticos o cardiacos, hipertensos y pacientes críticos. También afectan, entre otros, a pacientes con trastornos alimentarios como la anorexia y a personas que toman diuréticos o que practican deportes extenuantes, como las maratones.