La plataforma “permitirá a profesionales y enfermos comunicarse entre sí en cualquier momento y desde cualquier lugar, utilizando su método preferido, ya sea enviando mensajes de texto, e-mails o llamadas telefónicas”, explica Barry Martin, fundador y director ejecutivo del PCCEK.

Ampliar la coordinación y redes de apoyo se hace especialmente necesario en este estado, ya que Kentucky ostenta una de las tasas más elevadas de diabetes de todo el país. “Necesitamos una manera eficaz de tratar a nuestros pacientes y ayudarles a manejar esta difícil enfermedad”, resume el impulsor de esta iniciativa.

“Para tener un impacto significativo en la salud de este colectivo, es necesario un buen soporte emocional y calidad en la atención”, coincide Chase Hensel, representante de la plataforma Wilkin Health. La herramienta pretende adecuarse “tanto al programa de diabetes del centro como a la satisfacción de las necesidades personales de los pacientes”, asegura.

El objetivo es, según Hensel, “garantizar las relaciones a largo plazo y el compromiso del paciente, así como gestionar las relaciones sanitarias a distancia”. En este caso, esperan beneficiar a los más de 750 pacientes diabéticos adscritos al Centro de Excelencia, todos ellos con edades comprendidas entre los 11 y los 80 años.