Coincidiendo con el Día Mundial de la Diabetes, la agencia EFE recoge los resultados de este trabajo de 6 investigadores del Departamento de Medicina Clínica de la Universidad Miguel Hernández de Alicante. El artículo revisa cómo ha evolucionado desde 1998 hasta 2013 la tasa de mortalidad por diabetes, muy relacionada con complicaciones cardiovasculares.

El estudio utiliza los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística sobre población y defunciones en 4 oleadas (1998, 2003, 2008 y 2013), partiendo de una situación comprobada por varios estudios previos; en el sur de España moría más gente por diabetes y sus complicaciones que en el norte.

El trabajo, liderado por Domingo Orozco-Beltrán, revela que en esos 15 años la mortalidad por diabetes ha descendido de forma muy importante en toda España; en concreto, ha bajado un 41% de media entre las mujeres y un 25% entre los hombres, salvo en las provincias de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, donde ha crecido, y Ceuta y Melilla, que mejoran poco.

En ese periodo, la evolución de la tasa de mortalidad por diabetes en España ha pasado de 30,4 muertes por 100.000 habitantes en 1998, 29,4 en 2003, 27,2 en 2008 y 22,7 en 2013. En Las Palmas, sin embargo, las muertes asociadas a esa enfermedad han ido creciendo de forma constante desde entonces, al pasar de una tasa 62,6 por 100.000 en 1998 a otra de 86,5 en 2013.

La misma evolución se observa en Santa Cruz de Tenerife, donde la tasa pasa de 55,2 muertes por 100.000 habitantes en 1998 a 68,3 en 2013. En cuanto a Ceuta y Melilla, sus cifras arrancaron en 63,2 muertes por 100.000 habitantes en 1998, cayeron a la mitad en 2008 (31) y volvieron a recuperar casi el mismo nivel en 2013 (58,8). En el extremo opuesto de la tabla se encuentran, según los datos de 2013, Cantabria, con una mortalidad por diabetes del 6,1 por cada 100.000 habitantes.