La paratiroidectomía no mejora la función renal en hiperparatiroidismo primario, según un estudio.

La paratiroidectomía no mejora la función renal en hiperparatiroidismo primario (HPTP), según un estudio publicado en la revista Nefrología. En él participan investigadores de los servicios de Nefrología, Endocrinología y Cirugía General del Hospital Universitario 12 de Octubre, el Departamento de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y la sección de Nefrología del Hospital General de Segovia.

Tal y como explican los autores, el HPTP es un trastorno del metabolismo mineral muy común caracterizado por una elevación de la parathormona, que puede dar lugar a una afectación de la función renal. En la actualidad, la mayoría de los casos son asintomáticos. A nivel renal, pueden presentar hipercalciuria, microlitiasis renal y leves disminuciones en la función renal.

En las guías clínicas, en el HPTP asintomático se establece como criterio para realizar una paratiroidectomía una disminución del filtrado glomerular por debajo de 60 ml/min. El trabajo tenía como objetivo analizar características clínicas, analíticas e histológicas de los pacientes intervenidos por HPTP, así como la evolución de la función renal después de la paratiroidectomía.

Resultados de la paratiroidectomía

Los investigadores diseñaron un estudio retrospectivo en el que incluyeron 297 pacientes con HPTP remitidos a cirugía entre 1998 u 2016. La incidencia de la paratiroidectomía fue de 38 casos/millón/año. Los pacientes tenían 60 años de media y la mayoría eran mujeres (80,5%). El 65,3% era asintomático. El hallazgo clínico más frecuente fue la nefrolitiasis, seguida de la afectación ósea. Las indicaciones de paratiroidectomía fueron:

  1. Síntomas clínicos (34,7%).
  2. Hipercalcemia >11,2 mg/dl (27%).
  3. Litiasis renal (13%).
  4. Baja masa ósea (12%).
  5. Edad <50 años (11%).
  6. Disminución del filtrado <60 ml/min (2,3%).

En el 94,3% de los casos, el HPTP se debía a un adenoma paratiroideo. Tras la intervención, se objetivó un incremento significativo de la creatinina sérica que se mantuvo un año después. En cuanto al filtrado glomerular, se observó un deterioro significativo en los pacientes con un registro basal >60 ml/min. “Nuestros datos muestran que la curación quirúrgica de PHPT no se acompaña de una mejoría en la función renal”, concluyen los autores, que admiten que el estudio tiene limitaciones.