La doctora María José Tapia, miembro del área de Nutrición de la SEEN, considera que existen 10 puntos clave para mantener una alimentación saludable en verano. Una correcta alimentación en verano ha de reunir los siguientes aspectos, según la SEEN:

  1. Hidratación.
  2. Dieta mediterránea.
  3. Consumir frutas y hortalizas de temporada.
  4. Eliminar bebidas calóricas.
  5. Moderar el consumo de carne.
  6. Moderar la ingesta de comida.
  7. Elaborar recetas ricas en vitaminas y minerales.
  8. Limitar el consumo de grasas.
  9. Helados, solo ocasionalmente.
  10. Aumentar la práctica de ejercicio físico.

La doctora Tapia puntualiza que la alimentación basada en la dieta mediterránea debería adaptarse en función de las estaciones del año, teniendo en cuenta el consumo de productos de temporada. Este punto es importante, según la SEEN, porque la composición de vitaminas y minerales de frutas y verduras es distinta según la temporada.

Por último, la experta recuerda que es importante seguir manteniendo una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables para mantener un estado físico adecuado.