Tecnología de imagen avanzada.

La tecnología de imagen avanzada mediante PET-RM detecta inflamación en arterias sin placas de ateroesclerosis. Un equipo del CNIC ha sido el artífice de este estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology. La investigación analiza el proceso inflamatorio de las arterias en pacientes con aterosclerosis.

Esta tecnología de imagen avanzada demuestra la inflamación en estados iniciales donde aún no existían placas. Esta es la primera vez que se realiza un estudio así en la mayor cohorte de pacientes sin placas de ateroesclerosis. Este proyecto, dirigido por Valentín Fuster, es importante porque esa inflación es un síntoma previo a la enfermedad cardiovascular.

Importancia de la imagen

El proyecto ha querido señalar la importancia de la tecnología de imagen avanzada en 755 pacientes. La media de edad estaba en los 49 años y todos tenían placas de aterosclerosis o acumulación de calcio. Estas placas se detectaron mediante una ecografía vascular 2D-3D.

El objetivo principal de este trabajo ha sido “caracterizar la inflamación vascular”, tal y como asegura la investigadora Leticia Fernández-Friera, cardióloga del HM Montepríncipe y del CNIC.

Hoy en día, se está investigando el papel de la inflamación de las arterias en el proceso. Estos datos serían útiles para el diagnóstico precoz y permitiría nuevas terapias antiinflamatorias. Todavía, informan desde Madrid+D, no se sabe con exactitud la distribución o prevalencia de los estadios precoces de la enfermedad

Localización en segmentos arteriales

La inflamación se da en las arterias carótidas de la aorta y de las arterias iliacofemorales en personas con aterosclerosis subclínica conocida. Valentín Fuster destacó que esta tecnología de imagen avanzada permite identificar una décima parte de las placas con inflamación. Estas se caracterizan por su gran tamaño, gran cantidad de colesterol y la localización en bifurcaciones y arterias femorales.

“La mayoría de las inflamaciones identificadas se localizaban en segmentos arteriales libres de placa de aterosclerosis”, Javier Sanz, coautor.

Para Sanz, la inflamación predominaba en casi la mitad de las personas estudiadas con más prevalencia en las arterias femorales. Fernández-Friera matizó que esta se relacionaba con factores de riesgo, como obesidad y tabaquismo, predictores de la inflamación arterial. La tecnología de imagen avanzada es un auténtico potencial para conseguir imágenes in vivo de la inflamación asociada a la ateroesclerosis sistémica. Fuster concluyó diciendo que los próximos estudios deberían investigar si la inflamación precedía al desarrollo de la placa. Además, para él habría que cuantificar la inflamación del riesgo cardiovascular.