El Hospital General de Valencia promueve la marcha rápida para combatir la obesidad en niños.

El Hospital General de Valencia prescribe marcha rápida para combatir la obesidad en los niños. Según informa la Generalitat valenciana, esta iniciativa se realizará junto con la atención pediátrica tanto dentro como fuera de la consulta. Este programa de ejercicio se denomina PAIDO y funciona desde hace 10 años. Tal y como defiende la Generalitat, se ha convertido en un referente en España en la lucha contra esta enfermedad.

PAIDO incluyó, en 2017, el proyecto Marchando con mi pediatra. A través de él los niños realizan sesiones de actividad física cada jueves junto a sus pediatras. Ya han participado más de 200 familias, señala la Generalitat. Este programa promueve la marcha rápida para combatir la obesidad.

Proyecto multidisciplinar

Estas sesiones sirven para trasladar a los más pequeños consejos sobre hábitos saludables. Además, los niños calientan e inician una marcha rápida de 45 minutos. El hospital valenciano asegura que esta actividad está coordinada por pediatras, pero también participan nutricionistas, educadores y familias.

Empar Lurbe, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital General de Valencia, subraya la importancia del trabajo conjunto de estos profesionales. A su juicio el trabajo multidisciplinar es esencial para abordar la patología de forma precoz. Las marchas rápidas de PAIDO se han inspirado en el proyecto estadounidense Walk with a Doc. La novedad de la versión valenciana es que cuenta con la participación de los niños y sus familias.

Los datos ofrecidos por la Generalitat afirman que el 18% de los niños y adolescentes de la Comunidad Valenciana tiene sobrepeso. Un 11% sufre obesidad, añade. Pese a que estas cifras están por debajo de la media nacional, los pediatras valencianos muestran su preocupación. “Los niños obesos tienen más probabilidades de seguir siéndolo en la etapa adulta”, asegura Julio Álvarez Pitti. El especialista de la unidad contra la obesidad del Hospital General de Valencia defiende que los pediatras quieren dar un paso más con este proyecto.

Uno de los aspectos más novedosos del programa, según el Gobierno valenciano, es que los pediatras involucran al entorno del paciente. De esta forma inculcan a toda la familia hábitos saludables de vida. Al mismo tiempo demuestran a los niños con sobrepeso que son tan capaces de realizar deporte como el resto de sus amigos, concluye la Generalitat.