El autor principal de la investigación, Juan Pedro López-Siguero, del Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Universitario Regional de Málaga, se ha basado en los datos de 249 pacientes diabéticos pediátricos de 12 centros de salud públicos. De acuerdo al análisis, el tiempo medio de cuidado de estos niños alcanza las 33 horas semanales entre visitas médicas, dietas especiales, control de la glucosa o administración de insulina y, en el 99% de los casos, el cuidador principal es uno de los progenitores.

Tal como recoge la revista Diabetes Research and Clinical Practice, el 44,6% de los cuidadores principales indicaron que habían tenido problemas en su trabajo por el cuidado de sus hijos; de estos, el 37,8% perdió al menos un día laboral; el 23,4%, una media de 21 horas en el último año; y el 15,3% dejó su actividad laboral para cuidar del hijo que, a su vez, pueden llegar a perder una media de 5,61 jornadas escolares cada año.

Si bien esta pérdida de productividad laboral no está integrada en la valoración de costes, sí constituye un dato relevante respecto a la calidad de vida de los cuidadores. Los costes sanitarios (4.070 euros anuales), entre los cuales están el material médico (8%), la insulina (2,1%) y las consultas médicas (3,1%), se sitúan por debajo de los costes familiares. En relación al tipo de asistencia, se realizan una media de 3,04 visitas a Atención Primaria; 5,45, a distintos especialistas; y 3,35, a educadores en la materia.

“Los resultados de esta investigación sugieren que cualquier programa, estrategia o política sobre la promoción de la salud y el cuidado de la diabetes tipo 1 en pacientes pediátricos no puede pasar por alto la importancia de las redes de apoyo familiar en España, ya que, como se ve en el estudio Chrystal, la mayor parte de los gastos recae en los cuidados familiares”, resume López-Siguero en una nota de prensa.

El experto, en colaboración con el doctor Luis Vázquez, del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y coautor de la investigación, presentará todos estos resultados durante el XXXIX Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica, que se celebrará en Málaga hasta este viernes 12 de mayo.