NutriHealth es un test de saliva que permite conocer las necesidades nutricionales de cada persona y adaptar la dieta a ellas. Así es como presenta el grupo Synlab esta prueba diagnóstica, que sirve como base para diseñar un plan de salud que incluya una alimentación personalizada y actividad física adaptada, tal y como ha informado el laboratorio en un comunicado.

Según explica Synlab, NutriHealth es un test genético que utiliza teconolgía de microarray para identificar 128 variantes genéticas (SNPs) en 95 genes relacionados con la nutrición, el deporte, las adicciones (alcohol y nicotina), el metabolismo, la detoxificación, y el envejecimiento. “NutriHealth proporciona información práctica e importante para desarrollar un plan de salud completo y personalizado”, apunta la nota.

Los resultados de NutriHealth incluyen un informe “muy completo y de fácil comprensión” con información relativa a los genes analizados, así como recomendaciones sobre la dieta más apropiada en función del análisis realizado y actividad física. También incluye información sobre el porcentaje de influencia de la genética y del entorno, tablas nutricionales y una guía personas sobre nutrición, metabolismo y estilo de vida.

“Una nutrición adecuada, sana y equilibrada ayuda a mantener la salud y el bienestar, cubriendo todas las necesidades del organismo y evitando el sobrepeso y otros desajustes derivados de una alimentación inapropiada. Sin embargo, no todas las personas tienen las mismas necesidades”, señala el grupo encargado de desarrollar NutriHealth, que se basa en la nutrigenética.

Tal y como explica Synlab, la nutrigenética estudia la relación entre la alimentación y el ADN con el fin de alcanzar un “estado óptimo de salud” a través de una dieta personalizada. “El análisis nutrigenético permite conocer los genes de cada persona con el fin de determinar qué dieta es la más apropiada para cada persona para conseguir un estado de salud óptimo y prevenir enfermedades a nivel individual, ya que cada individuo tiene una genética única con unas necesidades nutricionales únicas”, afirma la compañía.

“Es importante distinguir entre los test nutrigenéticos y los test de intolerancia alimentaria”, añade la empresa, según la cual “ambos aportan información complementaria para conseguir una dieta lo más adaptada posible al paciente”. Sin embargo, las pruebas de intolerancia evalúan la respuesta del sistema inmune frente a determinados alimentos para detectar aquellos que provocan reacciones adversas.