Según informa Medicina21, el ensayo PnK-Lipoinflamación, para analizar la eficacia del Método PnK®, es el primer estudio en el que se utiliza este tipo de análisis biomolecular en el campo de la Endocrinología en España. La prueba incluye un análisis de la composición de ácidos grasos de las membranas celulares.

En concreto, el estudio ­(promovido por PronoKal Group®) ha incluido a 2 grupos de pacientes obesos sometidos a dieta cetogénica baja en grasas; uno de ellos, suplementó su dieta con precursores de resolvinas DHA. Se analizó la presencia de los ácidos grasos omega 3 en las membranas celulares y la existencia de esas resolvinas a nivel plasmático en sangre al inicio del tratamiento, a los 2 meses y a los 6 meses.

Para estudiar las membranas celulares, se realizó una cromatografía de gases de las muestras, mientras que para estudiar las resolvinas se llevó a cabo una cromatografía líquida. El primer análisis permite evaluar la movilidad, permeabilidad y la presencia de ácidos grasos omega 3 DHA en la membrana de los eritrocitos; el segundo, permite separar e identificar las moléculas pro y antiinflamatorias, con el objetivo de contabilizar su presencia en sangre.

En general, los resultados mostraron una mejora en la salud de las membranas celulares en el grupo PNK-DHA, además de un aumento de los ácidos grasos antinflamatorios que se incorporan a las membranas 13 veces superior que en el grupo de control. Según los investigadores, estos datos demuestran que este análisis bioquímico puede ser un predictor de la predisposición de este tipo de paciente a una posible recuperación del peso.