Las enfermedades no transmisibles siguen siendo el objetivo de la ONU (Organización de Naciones Unidas) que ha instado a reforzar la lucha para abordarlas. Según recoge la agencia Xinhua, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha subrayado que las enfermedades no transmisibles son uno de los retos que se plantean para la salud global.

El secretario general de la ONU ha hecho estas declaraciones en la reunión de la Asamblea General sobre ENT (enfermedades no transmisibles) donde ha recordado que en una declaración leída por la subsecretaria general de la ONU Amina Mohammed se destacó que las enfermedades no transmisibles son responsables de cerca del 70% de los fallecimientos a nivel mundial.

“Cada año son responsables de millones de muertes prematuras. El 85% de estos fallecimientos prematuros ocurren en países en desarrollo”, ha subrayado el secretario general de la ONU. Según señala, los costos de las enfermedades no transmisibles son enormes, no solo para las personas afectadas, sino también para los presupuestos nacionales, los sistemas de salud y la economía global”.

El secretario general de la ONU ha hecho referencia al cambio climático y ha destacado que la contaminación del aire es relevante puesto que puede aumentar el riesgo de enfermedades no transmisibles. La contaminación del aire causa una cuarta parte de las muertes adultas, especialmente por ataque cardiaco y derrame cerebral, destaca el organismo internacional.

El 30% de las muertes por cáncer pulmonar se debe a la contaminación del aire, añade. “El resultado es una pérdida alarmante y prematura de 7 millones de vidas al año por esta causa”, enfatiza el secretario general de la ONU. Por otro lado, António Guterres, ha recordado que es necesario atender la salud mental, otro de los grandes retos para la salud global.

“Una de cada cuatro personas experimentará algún episodio de salud mental en algún momento de su vida”, asegura, y “uno de cada cinco adolescentes experimenta algún trastorno de salud mental al año”. Junto a la salud mental y las enfermedades no transmisibles, desde la ONU afirman que el alcohol y las drogas también merecen una mayor atención.

El secretario general de la ONU ha concluido denunciando que el mundo está sufriendo la doble carga de la desnutrición y la sobrealimentación. Cerca de 810 millones de personas padecen de desnutrición mientras el sobrepeso y la obesidad se están disparando. Por este motivo, el líder de la ONU ha pedido a los estados miembros que incluyan las enfermedades no transmisibles en sus agendas de salud y se fortalezcan los sistemas de salud.