Según recoge la agencia EFE, los técnicos no sanitarios son los siguientes en grado de satisfacción laboral (con 6,7 puntos), seguidos de los técnicos de cuidados auxiliares de Enfermería (6,6), los facultativos y Administración (6,3), los celadores (6,2) y el personal de Anatomía Patológica y Radiología junto a los técnicos de laboratorio (con 6).

La encuesta, además, muestra que una mayor satisfacción laboral entre las mujeres y en el personal temporal, frente a los fijos; en cuanto a los ámbitos laborales, Salud Mental y Atención Primaria son los que cuentan con personal más satisfecho con su trabajo, de acuerdo con los datos obtenidos a partir de las respuestas de 3.004 de los 9.385 trabajadores de SNS-Osasunbidea.

Menos respuestas

Esto supone que han respondido el 32% de la plantilla, frente al 45,5% de hace 2 años, tal y como explicó en rueda de prensa el director de Profesionales del SNS- Osasunbidea, Esteban Ruiz, que compareció junto al consejero de Salud, Fernando Domínguez, que calificó de positivos los resultados, aunque reconoció que la satisfacción es “moderada” porque hay aspectos que mejorar.

“La implicación de los profesionales y su confianza en la organización son absolutamente imprescindibles”, dijo el consejero en la presentación de esta encuesta, que analiza 25 dimensiones y refleja una mejoría en todas respecto a la primera encuesta llevada a cabo, en el año 2016. La formación y el acceso al empleo, sin embargo, siguen estando por debajo de 5 puntos.

Las dimensiones más valoradas con igualdad de oportunidades (7,4 puntos), sentido de pertenencia (6,9), clima laboral (6,6), condiciones de trabajo (6,2) y liderazgo (6,1), seguidas de orientación al paciente (5,9), trabajo en equipo, reconocimiento, desarrollo profesional, y condiciones de seguridad y salud (todas ellas con 5,8 puntos). Para mejorar los resultados, aseguró el consejero, es necesario que los profesionales se sientan “parte fundamental, integrados en el sistema, escuchados y atendidos en sus principales reivindicaciones”.