El análisis que la propia empresa ha hecho sobre el ranking señala que “el reto ahora para España es mantenerse en esa tercera posición y seguir escalando puestos, para lo que tendrá que lidiar con tendencias que padece el Sistema Nacional de Salud (SNS), como pueden ser el envejecimiento de la población, la cronicidad y la constante evolución de los avances tecnológicos y científicos.

La medalla de oro se la lleva Hong Kong, que obtiene una calificación de 88,9 puntos, por los 84,2 en los que se planta Singapur, que se sitúa en el segundo puesto. Estados Unidos, con una puntuación de 32,6, se sitúa en la posición 50.º A la cola de esta tabla de un total de 55 naciones, Bloomberg coloca a Rusia, Brasil y Azerbayán, que obtienen unas puntuaciones de 24,3, 28,9 y 30,9, respectivamente. 

Según el ranking, España supera al gigante asiático de Corea del Sur, que se queda con el cuarto puesto con una diferencia de 7 décimas La empresa indica que la información recopilada para la elaboración del informe ha sido obtenida de las bases de datos del Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud, El Fondo Monetario Internacional, el Departamento de Salud de Hong Kong y del Ministerio de Salud y Bienestar de Taiwán.