La querella ha sido gestionada por la Audiencia Provincial de Huelva, que entiende en segunda instancia que no se observó la diligencia exigible para evitar el resultado, al no haberse hecho un estudio radiológico, a diferencia de cuando se llevó a cabo una primera intervención. La indemnización basa su importe en el número de días no impeditivos que van desde la primera revisión tras el implante hasta la revisión posterior a la intervención, un total de 76 días.

Según apunta EFE, la paciente ha sufrido una hipoestesia como consecuencia a la intervención, lo que le dificulta el control gesticular, además del perjuicio estético. Las indemnizaciones por mala praxis médica se han encarecido hasta un 75% después de que en enero de este año se aprobara el real decreto sobre las compensaciones en caso de accidente de tráfico, la única referencia que usan los jueves para determinar este tipo de indemnizaciones.

Hasta ahora, la indemnización más alta que se ha pagado en España por un error médico ha sido de 1,2 millones de euros para un bebé que sufrió daños durante el parto por un error de diagnóstico pregestacional. La asociación del Defensor del Paciente registró 14.430 casos de negligencia médica durante el 2015, tanto en la sanidad pública como en la privada, de las cuales 806 terminaron con el fallecimiento del paciente.