“Desde el 2012 se ejecuta este plan que busca rehabilitar la función masticatoria y la estética bucal de nuestros adultos mayores en situación de pobreza y pobreza extrema”, declaró Juan José Portocarrero, coordinador de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Bucal del Minsa.

Desde el ministerio insisten en que una correcta masticación facilita la ingesta de nutrientes, y ayuda a prevenir enfemedades típicas de cada edad. Este programa permitió realizar más de 161.000 exámenes odontológicos y más de 655.000 atenciones especializadas y preventivas. Este plan, financiado por el SIS (Seguro Integral de Salud), cubrió también prótesis dentales y mandibulares.