La empresa ha contado con la colaboración del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) y el Grupo de Terapia Celular y Medicina Regenerativa de la Universidad de A Coruña (UDC), encargada de la evaluación toxicológica preclínica mediante un modelo in vitro, ha informado el instituto tecnológico en un comunicado. Aimplas ha destacado la reconstrucción de grandes defectos de tejido como “uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la cirugía maxilofacial moderna”.

Han explicado que hasta ahora se empleaban injertos de hueso alogénico para los defectos más simples, una técnica que presenta inconvenientes como su alto coste, escasas propiedades mecánicas y riesgo de transmisión de enfermedades. Por eso, la ingeniería tisular, y en concreto la aplicación de biomateriales de tercera generación, capaces de interactuar con el tejido biológico, se presentan como una alternativa a esta técnica.

En este sentido, DevelopBiosystem ha impulsado el proyecto Aeroinjectgro para desarrollar biomateriales que sirvan como soporte, inducción y medio para la regeneración de tejidos, especialmente aquellos destinados a la regeneración de defectos óseos causados por enfermedad o lesión que sean especialmente críticos.

En concreto se desarrollará un biomaterial reabsorbible en 3 etapas para mantener el soporte celular hasta la regeneración, unos materiales inteligentes termosensibles e inyectables con capacidad de transición al entrar en contacto con la temperatura corporal, un biomaterial estabilizador con función de barrera celular entre el tejido sólido y el blando y una membrana de regeneración tisular con la misma función barrera aplicable mediante areosol.