“La salud dental es importante desde el principio, es decir, desde que sale el primer diente de leche”, defiende la doctora Ana Sada Mairal, especialista en odontopediatría y ortopedia infantil de la Clínica Medico Dental Alfonso González De Vega y Pomar (AGVP). Cuidar las piezas temporales, dice la experta, ayuda a prevenir problemas dentales y de crecimiento maxilar durante la vida adulta. Teniendo en cuenta que los primeros dientes de leche aparecen entre los 4 y los 12 meses de edad, los expertos consideran como preventiva la etapa de los 0 a los 3 años.

“Es un mito pensar que, como se van a caer, no debemos tratarlos o cuidarlos: los dientes de leche son muy importantes aunque solo duren unos años, ya que sirven para mantener el espacio de los dientes definitivos”, explica Mairal en una nota de prensa. La experta recomienda realizar la primera visita al odontopediatra cuando el niño cumpla el primer año de vida, con el objetivo de descartar caries y revisar tanto el crecimiento maxilar como la correcta erupción de las piezas.

En esta primera consulta, “los padres reciben la información necesaria para conseguir una buena salud oral de sus hijos: resuelven dudas y se les informa sobre prácticas perjudiciales”, explica Mairal. Si en esta primera visita no aparece ningún problema, las siguientes deberán realizarse cada 6 meses. De esta manera, “podrán intervenirse precozmente los hábitos que alteren el crecimiento adecuado de los maxilares”.

En cualquier caso, matiza la doctora, las revisiones y tratamientos se adaptan a la conducta, la edad y el riesgo individual de cada paciente. “A partir de los 3 años los niños suelen tener todos los dientes de la boca y se debe insistir en mejorar la higiene oral”, ejemplifica. A partir de los 5, cuando comienza el periodo de recambio de los dientes de leche, deben retomarse las revisiones cada 6 meses, recomienda. “Nuestro objetivo es que la visita al dentista sea una buena experiencia”, resume Mairal, “que los niños se sientan cómodos y se acostumbren a cuidarse desde sus primeros años de vida”.