Los investigadores tenían la intención de evaluar el beneficio clínico adicional de la infiltración del ácido hialurónico como único tratamiento o como coadyuvante a la cirugía mínimamente invasiva de la articulación temporomandibular. Para ello, los médicos han realizado una búsqueda electrónica en las bases de datos Medline (PubMed) y Cochrane Central Register of Controlled Trials. Los investigadores realizaron sus búsquedas en la literatura con los términos: temporomandibular, joint, temporomandibular, disorders, hyaluronic, acid y sodium hyaluronate.

El criterio de selección fue centrarse en ensayos clínicos aleatorizados controlados o cuasi aleatorizados que evalúan la infiltración de ácido hialurónico como único procedimiento o junto con cirugía mínimamente invasiva de la articulación temporomandibular. El estudio explica que se incluyeron 8 estudios en la revisión: 4 estudios compararon la infiltración de ácido hialurónico con placebo; 2 estudios compararon la artroscopia más ácido hialurónico con artroscopia sin ácido hialurónico; y 2 estudios compararon la artrocentesis con la artrocentesis más ácido hialurónico. Los resultados en las variables clínicas favorecen al ácido hialurónico frente al placebo a corto plazo.

Los expertos opinan que el ácido hialurónico es beneficioso como terapia, pero explican que, debido al riesgo de sesgo elevado, “son necesarios estudios con un mejor diseño metodológico que aporten datos más fiables”.