El Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz (CHUB) ha atendido un total de 431 teleconsultas a lo largo de su primer año de funcionamiento en Almendralejo, Miajadas, Azuaga, Herrera del Duque, Castuera, Mérida, Coria, Fregenal de la Sierra, Navalmoral de la Mata y Cáceres. Según informa la Junta de Extremadura y recoge la agencia EFE, en los próximos meses se incorporarán a la iniciativa de teleconsulta el resto de las poblaciones que cuenten con unidades de Salud Bucodental; así como los centros que, a pesar de no tenerlas, atiendan a pacientes institucionalizados en prisiones y centros sociosanitarios.

La teleconsulta comienza con la realización de una radiografía por parte de un odontólogo, el envío de la misma a un experto en maxilofacial y el establecimiento de la videoconferencia, siempre con el paciente presente en el centro de salud. Por su naturaleza, la teleconsulta es un procedimiento indicado para patologías evaluables por ortopantomografía que no necesiten una exploración física.

Gracias a la teleconsulta es posible agilizar procedimientos como la solicitud de pruebas complementarias, o la decisión del tratamiento. El objetivo, según recoge la agencia, es aligerar los trámites y disminuir los desplazamientos innecesarios; así como potenciar la formación continuada y la relación profesional entre cirujanos maxilofaciales y odontólogos. Gracias al buen funcionamiento de estas indicativa se está valorando implementar la teleconsulta para otro tipo de patologías; como las lesiones faciales tratadas entre dermatólogos y expertos en maxilofacial.