Reflujo gastroesofágico

El molesto reflujo gastroesofágico (ERGE) está asociado con un trastorno en la articulación temporomandibular (TMD) doloroso crónico. Según un estudio publicando en Canadian Medical Association Journal (CMAJ), los desencadenantes de esta patología intestinal son la ansiedad y la falta de sueño causada por el dolor crónico. Además, 1 de cada 10 canadieses padece TMD.

El reflujo es una condición incómoda en la que el contenido del estómago regurgita en la garganta. La evidencia científica indica que la ansiedad, la somatización y la depresión tienen relación con el ERGE. Por ello, el estudio intenta relacionar el trastorno en la articulación temporomandibular con la sintomatología desencadenante del ERGE.

Estudio sobre el reflujo gastroesofágico

Investigadores de China y Estados Unidos analizaron los datos de 1522 pacientes con TMD crónica, con una muestra de un 69% de mujeres y un 31% de hombres. Descubrieron que la ERGE sintomática era un factor de riesgo para el TMD. Asímismo, las personas con un historial más lago de ERGE tenían un mayor riesgo de TMD que aquellas que lo tenían más corto.

“Las interacciones entre las enfermedades musculoesqueléticas crónicas, las enfermedades gastrointestinales, los trastornos mentales y los problemas del sueño son complicadas”, señala el Dr. Jihua Chen del colegio Dental de Georgia

Los autores sugieren que los médicos deben conocer la asociación y considerar programas de tratamiento multidisciplinares para ayudar a los pacientes con este cuadro. Afirman que hay evidencia para apoyar la naturaleza bidireccional entre las dolencias anteriores y un ciclo de sueño debilitador, somatización y ansiedad que potencian el dolor.