Su director general, Albert Giralt, lo explica con un caso sencillo: “Imaginemos que alguien ha sufrido un accidente y se ha roto la mandíbula. Antes, lo que se hacía era colocar una placa estándar para fijar el hueso. Ahora, en cambio, se hace un TAC o resonancia magnética al paciente y, a partir de esta imagen, nuestros ingenieros trabajan conjuntamente con los profesionales sanitarios para diseñar cómo tiene que ser esta placa”.

“Se hace una especie de cirugía virtual”, resume Giralt. Luego, cuando el médico da el visto bueno, se imprime en 3D y se obtiene una pieza hecha a medida y de titanio para colocar al paciente en el hospital, un proceso que apenas se alarga “2 o 3 días”. Si este es un caso “fácil”, la tecnología de Avinent también se aplica para realizar reconstrucciones mucho más complejas tras la aparición de tumores o de cualquier otra enfermedad severa. Un método de trabajo que ya aplican en 18 hospitales, entre ellos el Clínic o el Vall d'Hebron.

El evento cuenta con una zona llamada Oralth Arena, donde los expositores darán a conocer sus últimas novedades a través de demostraciones y de ponencias que permitirán la interacción con los visitantes. En este sentido, el Salón contará con la presencia de profesionales como el doctor Pere Clavé, especialista en Cirugía Digestiva y Neurofisiología Digestiva del Hospital de Mataró y un referente mundial en el tratamiento de la disfagia (alteración asociada a las molestias o problemas al tragar) con la mínima intervención clínica posible.