En España hay cerca de 4 millones de personas con discapacidad. Algunas clínicas dentales ofrecen servicios especializados para esta población, que a menudo necesita de una atención específica, tal y como aseguran desde Compromiso y Seguridad Dental, una asociación sin ánimo de lucro que busca implantar un estándar de calidad en la atención y práctica médica de las clínicas dentales que garantice la salud y los derechos de los pacientes.

En un comunicado, la organización explica que la discapacidad puede causar alteraciones funcionales o morfológicas que pueden dar lugar a problemas específicos y condicionar el cuidado y la higiene bucodental cotidiana de las personas afectadas, que pueden tener problemas de comunicación o mayor propensión a sufrir enfermedades que exigen una atención especializada.

Una de las clínicas dentales que atiende a personas con discapacidad en España es el Instituto Dental Marbán de Valladolid, que ofrece servicio a pacientes con síndrome de Down, patologías psiquiátricas y personas que han sufrido un ictus. “Muchas personas con movilidad reducida o alguna dificultad psíquica precisan de una atención dental especializada, que va mucho más allá de una consulta convencional”, incide José Antonio Blanco, director médico del centro.

“La boca muestra diferentes desajustes en nuestra salud, y el profesional debe saber identificarlos. En el caso de las personas con discapacidad existen otros problemas asociados que hay que saber tratar”, apunta el especialista, que recuerda que las personas sordomudas, con trastornos del espectro autista o ciertos problemas neurológicos tienen dificultades para expresar lo que sienten. “Debemos ser capaces de encontrar la solución para ofrecer una atención personalizada y de calidad”, apunta.

El Instituto Dental Marbán forma parte de Compromiso y Seguridad Dental, que otorga certificados de calidad a aquellas clínicas dentales que superen cada año una auditoría relacionada con diferentes aspectos de su actividad, que incluyen la calidad asistencial y sanitaria, el equipamiento, los tratamientos, la atención al usuario y el precio de los servicios ofrecidos.