“La fasceítis necrosante cervicofacial es poco común, por lo que es raro que una sola institución acumule una experiencia clínica significativa sobre esta enfermedad. De esta manera, hemos visto necesario trazar un documento que hable sobre el tratamiento y diagnosis de esta fasceítis necrosante”, explican los investigadores. El estudio señala que el diagnóstico temprano y el tratamiento quirúrgico agresivo son esos elementos clave para reducir la mortalidad y optimizar los resultados funcionales y cosméticos en los pacientes.

El propósito de los investigadores estadounidenses es revisar la experiencia clínica, el manejo quirúrgico y los resultados del tratamiento de pacientes con fasceítis necrosante cervicofacial en varias instituciones del país. De esta forma, han llevado a cabo un estudio retrospectivo de pacientes con fasceítis necrosante cervicofacial en un periodo de 10 años en 2 instituciones académicas.

El estudio se ha basado en las historias de 5 pacientes con datos completos (clínicos, imágenes, cultivos microbiológicos, tratamiento y seguimiento). La fasceítis necrosante cervicofacial fue resultado de una infección polimicrobiana en 4 pacientes y monomicrobiana en un paciente. La etiología de la enfermedad fue odontogénica en 3 pacientes, postraumatismo en un paciente e idiopática en otro paciente.

Todos los pacientes recibieron tratamiento quirúrgico (desbridamiento) agresivo temprano, antibióticos de amplio espectro y reconstrucción con diferentes tipos de colgajos. Aun así, los médicos informan en el estudio de que se registró una mortalidad.