Con un currículum impecable, Florencio Monje recibió el pasado mes de mayo el Premio Nacional de Medicina Siglo XXI en su especialidad, Cirugía Oral y Maxilofacial. Lo que ha supuesto este galardón para él se resume en “reconocimiento y prestigio”, según detalló a MedLab Media Group un mes después de haber recogido su merecido homenaje. 

“Este premio es un reconocimiento a mi carrera profesional, mi labor humanitaria y la parte de investigación. Un premio de este tipo hace que te levantes cada mañana con más fuerza para hacer cosas”, dijo Monje con seguridad.

Cuando se le preguntó cómo veía él la Cirugía Oral y Maxilofacial en España, Florencio Monje explicó que era una especialidad muy joven, con buenos profesionales y en plena expansión. Recordó que antiguamente se consideraba algo de “dentistas ilustrados” o, incluso, cirujanos plásticos con objetivos concretos, pero, según dijo, cada vez abordaba más aspectos.

Tranquilo, sereno y trasmitiendo su experiencia al hablar de su profesión, Monje señaló que, aunque el campo de batalla era la cara, la cavidad oral escondía una gran cantidad de patologías procedentes de tumores, enfermedades generales o inflamatorias e, incluso, accidentes. Por suerte, cada vez disponen de más armas de tratamiento según explicó a esta plataforma tecnológica.

Su abrumadora experiencia profesional: fue presidente de la Sociedad Europea de Cirugía Artero Temporomandibular, jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, miembro de la Sociedad Española de Disfunción Craneo-Mandibular, de las Asociaciones Europeas de Cirugía Oral y Maxilofacial y de Osteointegración y de la Sociedad Americana de Cirujanos de la ATM, le hacen ser un buen conocedor de su especialidad.

Falta bidireccionalidad

La Cirugía Oral y Maxilofacial es una especialidad que impide la libre circulación de médicos por Europa. Cuando esta plataforma le preguntó qué opinaba sobre esta discrepancia de planes de estudio desde su punto de vista de profesor en universidades europeas, Florencio Monje asintió y puntualizó que Europa tiene 34 planes formativos distintitos. Además, señaló que muchos maxilofaciales de fuera de España no eran médicos, algunos eran dentistas, otros no…

“Dentro de la Comunidad Económica Europea hay una cierta permeabilidad por parte de España a recibir a especialistas de otros países, pero un cirujano maxilofacial español no puede ejercer ni en Inglaterra ni en Alemania. Hay una falta de bidireccionalidad increíble”.

Este médico recordaba cuando en época de crisis, fueron muchos los residentes que pensaron emigrar y cuál fue su sorpresa cuando vieron que no podían ejercer en otros países y siempre estaban pendientes de una normativa. “Esto de Europa es todavía una mentira”, dijo tajante Florencio Monje, “establecida por el sistema económico”. Luego, aseguró: “Es necesario que lo de Europa sea de verdad, que llevamos mucho tiempo como para que esto ya se hubiera organizado”.