10 científicos consiguieron poner en práctica una alternativa a los antibióticos y antisépticos que se utilizan para retrasar la formación de placa dental y evitar así enfermedades como la gingivitis y las caries. La nueva fórmula no tiene efectos secundarios y evita los problemas de resistencia a los antibióticos que producen cambios en la flora intestinal.

La viabilidad del proyecto ganador ha sido ratificada con ensayos in vitro en estudios de la Universidad de Santiago de Compostela con unos resultados positivos de reducción de placa dental de un 80-90% en muestras de pacientes sanos, y en un 50% de pacientes con diferentes patologías orales.

Según el equipo de investigación, esto demuestra el potencial de la industria biomédica en probióticos orales y enjuagues teniendo en cuenta que más de un 52% de los niños de 12 años tiene caries en Galicia, y la periodontitis es la principal causa de pérdida de dientes en adultos en el mundo entero.

Los premios reconocen las mejores prácticas de transferencia de conocimiento, y el del mejor trabajo, dotado de 6.000 euros y una ayuda de 4.000 euros, se lo ha llevado este grupo de investigadores en el que han participado los departamentos de Estomatología y Cirugía Oral en colaboración de la empresa Dentaid, y un equipo de 10 científicos de Microbiología y Parasitología.