“La celulitis facial debe tratarse cuanto antes para evitar problemas de salud mayores y una carga económica mayor para el sistema de salud”, indica la American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons (AAOMS). La organización ha publicado un estudio en la que describe un tratamiento temprano para abordar la celulitis facial con la mayor celeridad posible.

El trabajo describe a la celulitis facial como una infección de la piel peligrosa. Los investigadores analizaron 2 años de registros nacionales de casi 75.000 pacientes que fueron hospitalizados por celulitis facial para determinar los factores relacionados con los resultados, como el costo de los recursos de atención médica.

La celulitis se trata con antibióticos apropiados y, algunas veces, con un procedimiento quirúrgico. Sin embargo, los autores advierten de que "las infecciones que se diseminan más allá del límite inicial pueden progresar a los tejidos blandos y óseos circundantes y dar lugar a emergencias maxilofaciales potencialmente mortales que requieren hospitalización".

El análisis retrospectivo mostró que aquellos pacientes con celulitis facial con uno o varios trastornos como artritis reumatoide, enfermedades vasculares o pulmonares tuvieron peores resultados: tasas más altas de otras infecciones (sangre, hongos), estancias hospitalarias más largas y cargos hospitalarios más altos.

Los casi 75.000 pacientes que tuvieron que ser admitidos para tratar su celulitis facial "usaron una cantidad sustancial de recursos de salud (1.500 millones de euros) al ser hospitalizados durante 245.200 días entre 2012 y 2013. La estancia hospitalaria promedio por paciente fue de 3,3 días a un gasto de 20.432 euros.

La edad promedio de estos pacientes fue de 47 años, con aproximadamente el 55% de mujeres. Alrededor del 69% eran blancos, seguidos del 12% de afroamericanos y el 9% de hispanos. Medicare (26%) y Medicaid (18%) juntos fueron los principales contribuyentes de los costos de hospitalización.

El estudio también encontró que aquellos con los ingresos más bajos de los hogares constituían el mayor número de hospitalizaciones.” La identificación de aquellos pacientes que están en riesgo de desarrollar infecciones de celulitis facial permitiría un diagnóstico y tratamiento temprano”, señalan los autores, “lo que podría cambiar la necesidad de ingresos hospitalarios”.