“Aunque el dentista puede ser también médico, no es un requisito obligatorio. Sin embargo, el cirujano maxilofacial tiene que contar con el título en medicina y haber realizado posteriormente la especialidad de cirugía maxilofacial”, subraya la empresa. Una gran parte de los procedimientos en materia de cirugía oral llevado a cabo en iDental son de baja complejidad, normalmente se trata de exodoncias, cirugías dentoalveolares y endodoncias quirúrgicas. La complejidad aumenta cuando se trata de una biopsia, quistectomía o una alveolectomía.

Los pacientes que se someten a una cirugía ortognática deben saber que es un trabajo conjunto entre su cirujano maxilofacial y su odontólogo. En primer lugar, el odontólogo debe eliminar las compensaciones dentales existentes para que el cirujano pueda trabajar en una estructura estable entre las arcadas superior e inferior. Cuando este procedimiento concluye, el dentista debe hacer una revisión final en la que se comprueba si la oclusión es la correcta.

Según explica iDental, la mayoría de las cirugías orales y maxilofaciales en España son llevadas a cabo por los servicios de cirugía maxilofacial del sistema de hospitales públicos, pero esta situación provoca largas listas de espera y una carga excesiva, tanto económica como social. Por este movito, la clínica presenta un plan de ayudas dentales privadas que pueden llegar a cubrir el 60, 70, 80, 90 y hasta el 100% del coste del tratamiento. Además, la primera visita es gratuita e incluye un diagnóstico y estudio personalizado de las posibilidades económicas del paciente.