Los médicos explican que la estomatitis ulcerativa crónica se caracteriza por llagas dolorosas y recurrentes en la boca. Hasta el momento, se ha diagnosticado con mayor frecuencia en las mujeres blancas entre los 40 y 50 años, y puede parecer similar al liquen plano erosivo oral. El estudio indica que solo se han reportado 39 casos de estomatitis ulcerativa crónica en la literatura médica de habla inglesa. Esto se debe, según explican los expertos, a que la enfermedad se identificó como una condición clínica distinta en 1989.

"En la actualidad, el diagnóstico de la estomatitis ulcerativa crónica requiere una biopsia quirúrgica que luego debe ser enviado a un laboratorio externo para el procesamiento especial para el examen de microscopía de inmunofluorescencia” explica la autora principal del estudio, Lynn Solomon, profesora asociada en el departamento de Patología Oral y Maxilofacial en la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Tufts.

El diagnóstico preciso de la estomatitis ulcerativa crónica es importante porque, según el estudio, la opción de tratamiento habitual para las enfermedades inmunológicas a menudo no es eficaz. "En estudios anteriores, hemos identificado que los pacientes tenían autoanticuerpos específicos, pero no estábamos seguros de si estos autoanticuerpos contribuían a la enfermedad”, indica el estudio.

En el estudio, los investigadores aplicaron anticuerpos de 4 pacientes de estomatitis ulcerativa crónica a Human Skin Equivalents (HSEs), un modelo tridimensional de los tejidos de la piel. A concentraciones bajas, los anticuerpos de la enfermedad parecían no tener ningún efecto. En concentraciones más altas, se produjo un total desprendimiento de la capa superficial de tejido, conocido como epitelio.