Según ha informado el centro, el estudio incluye aportaciones de los trabajos fin de grado de los estudiantes Jiun-Hang Lee y Shang-Lun Tsai. Asimismo, han colaborado investigadores de la Università Vita-Salute San Raffaele de Milán (Italia) y del Departamento de Odontología Restauradora de la Universidade Federal do Ceará (Brasil).

La fotopolimerización es un procedimiento que se emplea para consolidar los materiales de composite utilizados en la obturación de dientes con caries y otro tipo de restauraciones odontológicas. Dicho proceso genera una serie de reacciones químicas que que pueden mejorar las propiedades de los materiales dentales utilizados.

El trabajo compara in vitro la influencia de distintos protocolos de fotopolimerización en atmósferas de aire y de argón. El objetivo es determinar sus diferencias en variables como la resistencia a la tracción, la microdureza Knoop, la capacidad de sorción y solubilidad y la microrugosidad de diferentes tipos de composites dentales que se emplean en la restauración odontológica.

“En todos los composites analizados, la fotopolimerización en atmósfera de argón aumentó la microdureza y redujo la rugosidad de la superficie, aunque no se detectaron cambios significativos en cuanto a la solubilidad en presencia de aire o de argón”, señala Sauro, de acuerdo con el cual este procedimiento reduce también la sorción. Esto, asegura, aumenta la longevidad de los materiales.

Según el profesor, estos resultados son “de gran interés para la Odontología restauradora o conservadora”, que busca ser “mínimamente invasiva en la restauración dental y aplicar materiales que conserven sus propiedades de resistencia y su aspecto estético el mayor tiempo posible”.

Sauro es responsable del área de Biomateriales Dentales y Odontología Preventiva y Mínimamente Invasiva de la CEU-UCH. Ha publicado más de 80 artículos científicos en revistas internacionales de alto impacto a lo largo de 15 años investigando sobre adhesión dental, odontología preventiva y nuevos biomateriales.