“Las imágenes de la microscopía electrónica de barrido mostraron partículas de zirconio transferidas al implante, lo que requiere estudio adicional”, señalan los expertos. El estudio indica que no se observaron diferencias estadísticamente significativas en los valores de Sa y Sz entre los implantes en estado inicial y después del tiempo de uso clínico. El material del pilar (titanio / zirconio) no influyó en los valores de la estadística. 

Sin embargo, el análisis de microscopía electrónica de barrido revela un desgaste leve en algunos vértices del hexágono en el implante de zirconio.

Los expertos explican que para la investigación eligieron 6 implantes de conexión externa BNT® S4 (Phibo® Dental Solutions, Barcelona, ??España) y los dividieron en 2 grupos: atornillados a pilares de titanio y atornillados a pilares de zirconio. Las muestras se sometieron a un termociclado de 5.000 ciclos a 5-55 °C y a una carga mecánica de 106.

Los investigadores analizaron las plataformas de asiento de los implantes mediante una profilometría 3D en 2 áreas para medir su topografía en base a parámetros de análisis superficial. Señalan que estudiaron las muestras con una microscopía electrónica de barrido. Los datos se analizaron de forma estadística mediante la prueba de Mann-Whitney. Debido a su dureza, los pilares de zirconio pueden dañar el titanio de la conexión del implante durante su uso clínico.