Muñoz dijo que los niños de 7 años deberían acudir a la consulta, porque esta es la edad en que erupcionan los primeros molares. “Es importante que vaya para su revisión, porque ya a esa edad se puede detectar un problema de crecimiento de los maxilares, funcionales o, incluso, respiratorios”, apuntó el médico.

Según Muñoz, la erupción dentaria es un problema que a menudo se encuentran los ortordoncistas en revisiones a niños. “Cuando por algún motivo un diente no erupciona hay que rescatarlo dentro de los maxilares y lo posicionamos en el lugar correcto. Esta intervención puede llevarse a cabo con niños de 7 años o mayores.

La organización del evento señala que, para tratar este asunto, asistió al congreso Adrian Becker, uno de los mayores expertos en esta rama de la ortodoncia. Según señaló Becker, la erupción dental responde a problemas normalmente hereditarios y va a más, y efectivamente la infancia es el momento óptimo para detectarlo.

Los expertos indicaron en el congreso que, prácticamente, el 100% de la población necesita una ortodoncia. “Es poca la gente con un perfecto alineamiento de los dientes de manera natural, otros tienen problemas funcionales, que no les encajen bien los maxilares o que no le hayan crecido bien”, explicó Muñoz el día de la inauguración.